Saltar al contenido

Kettlebell Swing Americano

Si las kettlbells tienen un movimiento estrella es este, y con él vas a conseguir el cuerpo perfecto. Este increíble ejercicio, ha formado parte de las rutinas de miles de atletas y fuerzas especiales de diferentes países o nacionalidades.

Su alto grado de aceptación en la sociedad, es debido a que se ven grandes resultados estéticos, en zonas que tanto hombres como mujeres desean mejorar. ¿A caso tú no quieres tener unos abdominales bien marcados y una cintura de avispa?

Muchos deportistas que realizan entrenamiento hiit o de alta intensidad, lo incorporan en sus rutinas, dado que es un complemento perfecto.

¿Qué es el swing?

Básicamente es un movimiento de balanceo, en el cual pasaremos la pesa rusa de entre nuestras piernas a estar sobre nuestra cabeza.

¿Qué músculos trabajamos con los swings?

Este balanceo es muy completo, dado que hace que se impliquen los siguientes músculos de nuestro cuerpo:

  • Femoral
  • Cuadriceps
  • Lumbar
  • Abdominal
  • Hombros
  • Antebrazo
  • Glúteos

¿Qué beneficios obtenemos si los incluimos en nuestras rutinas hiit?

Son muchos los beneficios de hacer swings. Además si los incluimos en workouts de hiit o tabata, vamos a potenciar aún más sus resultados. Si tenemos en cuenta lo dicho, obtendremos los siguientes beneficios:

  • Fortalecer músculos posteriores de las piernas
  • Endurecer glúteos, zona lumbar y abdominal, lo que reducirá nuestros dolores de espalda.
  • Quemas grasa a la vez que desarrollas músculo.
  • Tendrás una excelente respuesta hormonal

¿Cuál es la técnica de realización?

Primero antes de empezar, como siempre que realices cualquier ejercicio con esta pesa vas a tener que cuidar tu posición. ¿Y cuál es?

  • Peso en talones
  • Reclutar cadena posterior
  • Mantener espalda recta
  • Glúteos y abdomen apretado

Una vez hecho esto, y manteniendo los hombros activos, haremos los siguientes pasos:

  • Partiremos de una posición inicial de pié. Mantendremos los pies un poco más abiertos que los hombros y las puntas de los pies mirarán hacia el exterior. La kettlebell quedará en medio de nuestros pies.
  • A continuación, doblando las rodillas, levantaremos del suelo la kettlebell por su asa, con las dos manos, manteniendo las espalda recta.  La pesa rusa se habrá quedado colgando entre tus piernas.
  • Desde esta posición realiza un golpe de cadera para empujar la kettlebell lo más alto posible, hasta que esta sobre pase tu cabeza. Cuando la kettlebell regrese en la caída, procederemos a amortiguarla.
  • Para ello, llevaremos la cadera hacia atrás y doblaremos las rodillas, sin perder de vista la posición inicial de la que partimos.
  • Dá un golpe seco de cadera, llevando la pesa rusa hacia delante. Cuando la ktb regresa, acompañala hasta que tus antebrazos toquen la parte media de tus muslos.
  • Por ultimo, vuelve a dar un golpe seco de cadera, para volver a empujar la pesa hacia arriba y empezar de nuevo el ciclo.